VUELO PRIVADO

Gracias por haberte subido a este vuelo privado.

Por tu energía y tu tiempo.
Por la confianza ciega.

Gracias por haberme prestado los oídos y recibir todo este cúmulo de ideas, música y energía.
Por la complicidad conmigo en todo esto antes de compartirla con el mundo.

Quiero enviarte algo.

Un detalle que regalaré al final de mi libro, pero que quiero darte a ti antes que nadie.

Por haber escuchado todo esto relacionado con el disco.
Porque tiene que ver con el disco.

Es solo un trozo de algunos segundos.

Consérvalo bien.

“Quieto” (Unplugged)

Una vez más, gracias, de todo corazón.

Rubén